La simplicidad de camino al trabajo

Todo es perspectiva, pero primero los pongo en contexto.

Dese que llegué aquí a España me impresionó lo mucho que caminan las personas, pero me impresiono mas lo que yo debía caminar para ir a mis dos trabajos. Sin duda alguna, la voluntad fue pionera en este proceso. Diariamente caminaba 10km (aun lo hago) y mas.


No se que hay acá si es el clima, la seguridad o el buen ambiente que puedes caminar y caminar sin estar pendiente del reloj (o al menos eso me pasa a mi).

Bueno, el caso es que poco a poco me fui adaptando, caminaba mas rápido, ya había interiorizado el hábito de caminar todos los días porque en los días que no lo hacia me sentía menos activa y tenia que moverme, Si o Si!

Cuando llegò el verano comence a usar una bicicleta que tenia, me vino muy bien, era mi primer verano aqui en España y de verdad que la temperatura era bastante alta como para caminar en pleno medio dìa. La usè un par de meses porque aunque me ahorraba mas tiempo y me facilitaba la ida de un trabajo a otro, se estaba dañando frecuentemente y subirla y bajarla por las escaleras era todo un rollo, asi que la deje a un lado y retome la caminata.

Un dia empecè a sacar nùmeros de cuanto tiempo pasaba caminando diariamente, el resultado fuè 2 horas y 33 minutos, dije ¡WOAOO! es bastante tiempo, me puse como loca con la regla de tres jajaja y dije: bueno si en un dìa hago 2 horas y 33 minutos, en una semana seria? en un mes?… y si, si que era bastante tiempo, pero yo siempre con mi actitud positiva. En fin, entre tantas y tantas se me habìa ocurrido una idea para aprovechar ese tiempo.

Dije, si empiezo a escuchar audiolibros y podcast de valor diariamente estaria aprovechando este tiempo al 100%, estoy haciendo ejercicio y estoy obteniendo conocimiento a la vez. Me encantò y lo puse en marcha y saben que? lo cree un hàbito y empecè a cambiar. Es increible el poder de la voluntad y la disciplina.

Mi forma de pensar habia cambiado brutalmente (para bien).

Aunque prefiero los libros y la lectura en general en fisico, todos los días de lunes a viernes buscaba algún audiolibro de desarrollo personal, creación de hábitos, reprogramación mental, ideas de negocios, emprendimientos, relaciones, etc., e iba escuchándolos a diario con mucha atención durante la caminata. De hecho, uno de los tantos los libros que escuche y realmente tuvo un gran impacto en mi fuè el de Habitos Atòmicos de James Clear, sin duda alguna lo recomiendo.

Como decia, realmente disfrutaba del camino, de la naturaleza, de caminar. Fotografiaba atardeceres, flores, animales y cualquier cosa que me llamara la atención, sin duda alguna estaba cultivando la atención plena y el agradecimiento. Justo alli me di cuenta y aprendi el valor de la simplicidad de los momentos.

Ahora que ya ha pasado casi 1 año veo los resultados positivos en mi y en mi alrededor, y me siento agradecida conmigo misma por la dedicación y las ganas de ser una mejor persona. Para lograrlo solo debemos dar el primer paso y seguir con constancia, después de un determinado tiempo ya será para de ti, será una característica de tu personalidad, serás un nuevo tu para ti y para los demás.

Con todo esto quiero decir , que la vida se simplifica de acuerdo a la perspectiva con la que la veas y como reaccionas a las situaciones desafiantes que experimentes. Se trata de darle vuelta a las cosas viendo lo positivo en cada una de ellas (claro, respetándonos y valorándonos por lo que somos), de observar y sentir para luego si reaccionar. Es aqui donde se centra el valor de las pequeñas cosas y de apreciar lo que nos rodea.

Carrito de compra
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad